Mitos y realidades de la infertilidad

La infertilidad es una condición que afecta a muchas parejas en todo el mundo. Se estima que uno de cada seis parejas experimentará dificultades para concebir en algún momento de sus vidas. Sin embargo, la infertilidad sigue siendo un tema que se rodea de mitos y malentendidos. En este artículo, vamos a examinar algunos de los mitos más comunes sobre la infertilidad y separarlos de la realidad.

Mito 1: La infertilidad es un problema exclusivo de las mujeres
Realidad: Si bien muchas personas asumen que la infertilidad es un problema exclusivo de las mujeres, la realidad es que ambos sexos pueden ser afectados. De hecho, cerca del 40% de los casos de infertilidad son causados por problemas en el sistema reproductivo masculino.

Mito 2: Sólo las mujeres mayores tienen problemas de fertilidad
Realidad: Aunque la edad es un factor importante en la fertilidad de las mujeres, los hombres también experimentan una disminución en la calidad y cantidad de sus espermatozoides a medida que envejecen. Además, los problemas de fertilidad pueden afectar a personas de todas las edades, independientemente de su sexo.

Mito 3: Si no tienes problemas para concebir en el primer año, no tienes problemas de fertilidad
Realidad: Si bien muchas parejas concebirán dentro del primer año de intentarlo, no concebir en el primer año no significa necesariamente que haya un problema de fertilidad. De hecho, se considera normal que una pareja sana tarda de seis a doce meses en concebir. Después de un año de intentarlo sin resultados, se deben llevar a cabo pruebas para determinar si hay un problema subyacente.

Mito 4: Las personas infértiles pueden adoptar fácilmente
Realidad: Aunque la adopción es una opción para algunas parejas que luchan contra la infertilidad, no es una solución fácil. La adopción puede ser un proceso largo y costoso, y no es una opción viable para todas las parejas. Además, muchas parejas que luchan contra la infertilidad todavía desean tener sus propios hijos biológicos.

Mito 5: La infertilidad es siempre causada por problemas médicos
Realidad: Si bien algunas causas de infertilidad, como la endometriosis y la azoospermia (ausencia de espermatozoides en el semen), son causadas por problemas médicos, hay muchas otras causas que pueden ser factores contribuyentes. Estos incluyen estilo de vida poco saludable, estrés, obesidad y enfermedades de transmisión sexual.

Mito 6: Si ya tienes un hijo, no puedes tener problemas de fertilidad
Realidad: Si bien ya haber tenido un hijo podría sugerir que la fertilidad de una persona es normal, sigue siendo posible tener problemas de fertilidad después de tener un hijo. Problemas de salud nuevos, como la endometriosis o los fibromas uterinos, pueden surgir más adelante en la vida y afectar la fertilidad.

Mito 7: Si tienes relaciones sexuales todos los días, tendrás más posibilidades de concebir
Realidad: Si bien tener relaciones sexuales con frecuencia aumenta las posibilidades de concebir, tener relaciones sexuales todos los días no necesariamente aumentará las posibilidades de concebir. De hecho, tener relaciones sexuales con demasiada frecuencia puede disminuir la calidad del semen y, por lo tanto, disminuir las posibilidades de concebir.

Mito 8: Si estás relajado, tendrás más posibilidades de concebir
Realidad: Aunque el estrés puede ser un factor contribuyente en la infertilidad, relajarse no garantiza que se pueda concebir. La infertilidad es un problema médico que puede ser causado por una variedad de factores, y simplemente relajarse no puede solucionar los problemas subyacentes.

En conclusión, hay muchos mitos en torno a la infertilidad que pueden confundir y desanimar a las parejas que luchan contra esta afección. Si bien la lucha contra la infertilidad puede ser difícil, hay muchas opciones disponibles para las parejas que desean tener hijos. Si tienes problemas de fertilidad, no dudes en hablar con tu médico para obtener asesoramiento y ayuda.