Medicamentos para las náuseas y el vómito en el embarazo

Medicamentos para las náuseas y el vómito en el embarazo

Uno de los síntomas más comunes del embarazo son las náuseas y el vómito. Susan Dewar, un tocólogo italiano, define las náuseas como una sensación inminente de vomitar y el vómito como la contracción de los músculos del estómago para expulsar su contenido del cuerpo.

Aunque estos síntomas pueden ser incómodos, son una parte normal del embarazo y, por lo general, no afectan la salud del bebé. Sin embargo, hay casos en los que las náuseas y el vómito pueden volverse severos, lo que hace difícil para la madre comer y mantenerse hidratada. En casos extremos, esto puede conducir a la hospitalización.

Para combatir las náuseas y el vómito, hay varios medicamentos disponibles. Sin embargo, no todos los medicamentos son seguros durante el embarazo. Además, es importante tener en cuenta que siempre se debe consultar con un médico antes de tomar cualquier medicamento durante el embarazo.

Antes de explorar los medicamentos disponibles, hay algunos remedios caseros que se pueden probar para aliviar las náuseas y el vómito:

- Consuma alimentos ligeros y frecuentes: Comer alimentos más pequeños y más frecuentes a lo largo del día en lugar de tres comidas grandes puede ayudar a reducir las náuseas.

- Manténgase hidratado: Es importante beber suficiente agua y líquidos para mantenerse hidratado.

- Evite los alimentos grasos y picantes: Estos alimentos pueden agravar las náuseas y el vómito.

- Descanse: No hacer demasiado y descansar lo suficiente puede reducir las náuseas y el vómito.

Si estos remedios caseros no funcionan, o si las náuseas y el vómito son extremadamente severos, es posible que se necesite medicación. A continuación se presentan algunos medicamentos que se pueden utilizar para aliviar las náuseas y el vómito en el embarazo:

Diclectin

Diclectin es una combinación de dos medicamentos: doxilamina y piridoxina. Se ha utilizado durante más de 40 años en Canadá como tratamiento para las náuseas y el vómito en el embarazo. La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) aprobó Diclectin en 2013 para su uso en mujeres en los Estados Unidos.

Se cree que Diclectin funciona al afectar la química del cerebro, lo que ayuda a reducir las náuseas y el vómito. Aunque no se ha demostrado que Diclectin tenga efectos negativos en el feto, se recomienda su uso con precaución durante el embarazo. Siempre se debe consultar con un médico antes de tomar cualquier medicamento durante el embarazo.

Metoclopramida

Metoclopramida es un medicamento que funciona al bloquear los receptores de dopamina del cerebro. Se ha utilizado para tratar las náuseas y el vómito en el embarazo, pero existe cierta preocupación sobre su seguridad para el feto. Los estudios han demostrado que puede haber un riesgo aumentado de malformaciones congénitas con el uso de metoclopramida en el primer trimestre del embarazo.

Ondansetrón

Ondansetrón, también conocido como Zofran, es un medicamento utilizado para tratar las náuseas y el vómito en pacientes que se someten a quimioterapia o radioterapia. Aunque no se ha demostrado que ondansetrón tenga efectos negativos en el feto, solo se debe usar en mujeres embarazadas si es necesario. La FDA ha emitido una advertencia sobre el uso de ondansetrón debido a un posible aumento del riesgo de arritmias cardíacas.

Meclizina

Meclizina es un antihistamínico utilizado para tratar las náuseas y el vómito. Se ha utilizado durante muchos años para el tratamiento de las náuseas y el vómito en el embarazo sin informes de efectos negativos en el feto.

La mayoría de los medicamentos para las náuseas y el vómito en el embarazo son seguros cuando se usan con precaución. Sin embargo, siempre se debe consultar con un médico antes de tomar cualquier medicamento durante el embarazo.

En resumen, las náuseas y el vómito son síntomas comunes del embarazo y pueden ser tratados con una variedad de remedios caseros y medicamentos. Siempre se debe consultar con un médico antes de tomar cualquier medicamento durante el embarazo y seguir las recomendaciones del médico cuidadosamente.