Infertilidad secundaria: qué hacer cuando no quedas embarazada de nuevo

La infertilidad es un problema que afecta a muchas parejas a lo largo del mundo. Muchas veces, la infertilidad puede surgir en parejas que ya han conseguido concebir anteriormente. A este tipo de infertilidad se le llama infertilidad secundaria y puede ser causada por diversas razones. En este artículo hablaremos sobre qué es la infertilidad secundaria, cuáles son sus causas más comunes y qué se puede hacer para superarla.

¿Qué es la infertilidad secundaria?

La infertilidad secundaria se refiere a la incapacidad de una pareja de concebir después de haber tenido hijos anteriormente. Mientras que la infertilidad primaria se refiere a la incapacidad de concebir en una pareja que nunca ha tenido hijos. La infertilidad secundaria puede ser causada por una variedad de factores, incluyendo la edad, problemas de salud, problemas de estilo de vida, etc.

Causas de la infertilidad secundaria

Existen muchas causas diferentes de infertilidad secundaria, algunas de las cuales incluyen:

Edad avanzada

A medida que una mujer envejece, su fertilidad disminuye. Después de los 35 años, la capacidad de una mujer de concebir comienza a disminuir rápidamente. Después de los 40 años, la tasa de fertilidad disminuye aún más. También es importante tener en cuenta que los hombres también experimentan una disminución en la calidad de sus espermatozoides a medida que envejecen.

Trastornos hormonales

Los trastornos hormonales pueden causar infertilidad secundaria en hombres y mujeres. En las mujeres, los trastornos hormonales pueden causar la ausencia de la ovulación regular. En los hombres, los trastornos hormonales pueden causar una baja producción de esperma.

Enfermedades de transmisión sexual (ETS)

Algunas ETS pueden causar infertilidad secundaria. Por ejemplo, la clamidia y la gonorrea pueden causar daño en las trompas de Falopio en las mujeres, lo que puede impedir que los espermatozoides lleguen al óvulo.

Problemas uterinos y de las trompas de Falopio

Todas las mujeres tienen dos trompas de Falopio, que son los órganos que permiten que el óvulo y el espermatozoide se encuentren y se unan. Si las trompas de Falopio están dañadas o bloqueadas, el espermatozoide no podrá llegar al óvulo y la fecundación no se producirá.

Daño al tejido ovárico o testicular

El daño al tejido ovárico o testicular puede ser causado por una variedad de factores, como infecciones, cirugías o traumatismos. En las mujeres, el daño ovárico puede impedir la ovulación o disminuir la calidad de los óvulos. En los hombres, el daño testicular puede disminuir la producción de espermatozoides.

¿Qué se puede hacer cuando no se queda embarazada de nuevo?

Si estás experimentando infertilidad secundaria, hay varias opciones que puedes considerar:

Tratamientos de fertilidad

Los tratamientos de fertilidad pueden ayudar a muchas parejas a superar la infertilidad secundaria. Las opciones de tratamiento pueden incluir la inseminación intrauterina (IUI), la fertilización in vitro (FIV) y la donación de óvulos o espermatozoides. Tu médico puede ayudarte a evaluar cuál es el mejor tratamiento para ti.

Cuidado de la salud

El cuidado de la salud es importante para garantizar la fertilidad. Esto puede incluir una dieta saludable, ejercicio regular, evitar el alcohol y el tabaco, y controlar las enfermedades crónicas como la diabetes y la hipertensión.

Adopción o acogida

Si la infertilidad secundaria es un problema que no se puede superar, la adopción o acogida puede ser una opción para construir una familia.

Asesoramiento

La infertilidad secundaria puede ser un problema emocionalmente difícil de superar. El asesoramiento puede ayudar a las parejas a manejar el estrés y las emociones que rodean la infertilidad.

Conclusión

La infertilidad secundaria es un problema que puede afectar a muchas parejas. Las causas pueden ser diversas, pero hay opciones de tratamiento y otros enfoques que pueden ayudar a superar la infertilidad. Si estás experimentando infertilidad secundaria, habla con tu proveedor de atención médica para obtener más información sobre las opciones de tratamiento disponibles para ti.