Distocia de hombros

La Distocia de Hombros es una complicación obstétrica que se produce durante el parto cuando los hombros del feto no logran atravesar la pelvis de la madre después de la cabeza. Esta situación puede llevar a una alta tasa de mortalidad y morbilidad perinatal, por lo que es importante conocerla y estar preparados para su manejo.

Causas de la Distocia de Hombros

La Distocia de Hombros puede ser causada por una variedad de factores, incluyendo el tamaño del feto, la forma y tamaño de la pelvis materna, la posición del feto, la posición de la madre durante el parto, la duración del parto y el uso de oxitocina para inducir o acelerar el trabajo de parto.

Factores de riesgo

Se ha observado que la Distocia de Hombros ocurre con mayor frecuencia en bebés grandes (macrosómicos) y en mujeres con factores de riesgo como diabetes, obesidad y embarazos múltiples. También se ha demostrado que un antecedente previo de Distocia de Hombros aumenta el riesgo de sufrirla en futuros partos.

Preparación para manejar la Distocia de Hombros

Para prepararse para el manejo de la Distocia de Hombros, los obstetras y las parteras deben estar capacitados en las maniobras obstétricas específicas para esta complicación. Se ha demostrado que la capacitación en simulaciones de casos clínicos es una forma efectiva de mejorar el rendimiento en el manejo de la Distocia de Hombros.

Manejo de la Distocia de Hombros

Cuando se presenta la Distocia de Hombros durante el parto, es importante actuar con rapidez y eficacia. El primero paso es llamar a ayuda adicional, incluyendo al personal de enfermería y el anestesiólogo en caso de que se necesite una cesárea de emergencia.

El obstetra o partera debe realizar maniobras específicas para lograr la liberación del hombro atrapado, como la maniobra de McRoberts, la rotación interna del hombro anterior y la maniobra de supresión del hombro posterior. En algunos casos, el obstetra puede necesitar insertar su mano en la pelvis de la madre para liberar el hombro.

Después de la liberación del hombro, el feto debe ser evaluado cuidadosamente para detectar posibles lesiones, como fracturas de clavícula o del plexo braquial.

Conclusión

La Distocia de Hombros es una complicación obstétrica que puede ser peligrosa tanto para la madre como para el feto. Sin embargo, con una gestión rápida y adecuada por parte del equipo de atención médica, se puede minimizar el riesgo de complicaciones graves y lograr un resultado exitoso.

Es importante que los obstetras y las parteras estén capacitados para identificar y manejar la Distocia de Hombros, y que practiquen las maniobras obstétricas necesarias para resolver esta complicación de manera rápida y eficaz. Además, es fundamental que las mujeres con factores de riesgo sean identificadas tempranamente y monitoreadas cuidadosamente durante el embarazo y el parto para detectar posibles complicaciones.