¿Cuándo empezar la planificación familiar?

Introducción

La planificación familiar es una decisión importante que debe ser tomada por todas las parejas. Es una responsabilidad que tiene como objetivo maximizar el bienestar de la familia y del futuro hijo o hija. Sin embargo, muchos se preguntan cuándo es el momento adecuado para empezar la planificación. En este artículo, exploraremos los diferentes factores que una pareja debe considerar al decidir cuándo empezar la planificación familiar.

La edad de la pareja

Uno de los factores más importantes a considerar al iniciar la planificación familiar es la edad de la pareja. Las parejas jóvenes que están en sus 20s pueden sentirse presionadas para comenzar a planificar a una edad temprana, principalmente debido a los estereotipos culturales o religiosos. Sin embargo, esto no es esencial, ya que la mayoría de las parejas pueden concebir hasta los 40 años, aunque existen excepciones. Por otro lado, las parejas mayores pueden sentir la presión del tiempo para concebir debido a la menor fertilidad que tienen cuando envejecen. Las parejas que superan los 35 años pueden tener más dificultades para concebir, por lo que pueden beneficiarse de comenzar su planificación familiar antes.

Estabilidad financiera

Otro factor a considerar al iniciar la planificación familiar es la estabilidad financiera de la pareja. Tener un hijo implica una gran cantidad de responsabilidad económica. Las parejas deberían evaluar su capacidad para mantener a un niño. Por consiguiente, es importante que las parejas que buscan comenzar su planificación familiar hagan un presupuesto para ver cómo se ajustan los diferentes gastos del niño en sus finanzas actuales. Los gastos pueden incluir pañales, alimentos, ropa, atención médica y seguridad social.

Preparación emocional

La preparación emocional es otra consideración importante en la planificación familiar. Tener un hijo puede cambiar la vida de la pareja drásticamente. Para algunas parejas, pueden pasar de ser una pareja de dos a ser una familia de tres, lo que implica una mayor responsabilidad y dedicación emocional. Es esencial que las parejas hablen abiertamente sobre sus planes de futuro y consideren cómo la llegada de un hijo puede afectar su relación y la dinámica familiar. Tener un hijo también puede ser un período emocionalmente desafiante, por lo que es importante que tanto la madre como el padre estén preparados para ello.

Problemas médicos

Cuando se trata de planificación familiar, también es esencial considerar los problemas médicos de la pareja. Algunos problemas médicos pueden dificultar la concepción y pueden requerir la asistencia de un profesional médico. Es importante que las parejas hablen con su médico sobre cualquier problema de salud que pueda afectar su capacidad para concebir y considerar si necesitan buscar tratamiento antes de comenzar su planificación familiar.

Conclusion

La planificación familiar es una decisión importante que debe ser considerada con cuidado. Las parejas deben evaluar una serie de factores, como su edad, estabilidad económica, preparación emocional y problemas médicos. Es importante que las parejas tomen el tiempo para considerar cuidadosamente estos factores y buscar asesoramiento antes de comenzar su planificación. Al equilibrar estos factores, una pareja puede tomar una decisión informada sobre cuándo comenzar su familia.