Tipos de anticonceptivos hormonales existentes

En la actualidad existen varios métodos anticonceptivos hormonales que pueden ayudar a evitar un embarazo no deseado. Estos métodos se basan en la administración de hormonas sintéticas que regulan el ciclo menstrual y evitan la ovulación. En este artículo, vamos a profundizar en los diferentes tipos de anticonceptivos hormonales que existen.

Antes de empezar, es importante destacar que todos los anticonceptivos hormonales deben ser prescritos por un médico y supervisados regularmente para evitar posibles efectos secundarios.

Anticonceptivos hormonales combinados

Este tipo de anticonceptivos están compuestos por dos hormonas sintéticas: estrógeno y progestina. Los anticonceptivos hormonales combinados funcionan evitando la ovulación, es decir, impiden que el ovario libere un óvulo. Además, también afectan al moco cervical, haciéndolo más espeso y dificultando así el paso de los espermatozoides.

Existen diferentes presentaciones de anticonceptivos hormonales combinados, tales como la píldora anticonceptiva, el parche anticonceptivo, el anillo vaginal o las inyecciones anticonceptivas.

La píldora anticonceptiva

La píldora anticonceptiva se administra diariamente y es uno de los métodos anticonceptivos más utilizados por las mujeres. Existe una gran variedad de píldoras anticonceptivas, por lo que se debe elegir la que mejor se adapte a las necesidades y características individuales de cada mujer.

El parche anticonceptivo

El parche anticonceptivo se coloca sobre la piel y se cambia semanalmente. El parche libera estrógeno y progestina a través de la piel en el torrente sanguíneo y su función es la misma que la de la píldora anticonceptiva.

El anillo vaginal

El anillo vaginal se coloca dentro de la vagina y se mantiene allí durante tres semanas. Este anillo libera hormonas sintéticas en el cuerpo, evitando la ovulación y regulando el ciclo menstrual.

Las inyecciones anticonceptivas

Las inyecciones anticonceptivas se administran cada tres meses y contienen una alta dosis de hormonas sintéticas. A pesar de que su eficacia es muy alta, no se recomienda su uso a largo plazo debido a los posibles efectos secundarios.

Anticoncepción hormonal de progestina

Este tipo de anticonceptivo solo contiene progestina en su composición. La progestina es una hormona sintética que evita la ovulación y que también afecta al moco cervical, impidiendo que los espermatozoides puedan llegar al óvulo.

Existen distintas presentaciones de la anticoncepción hormonal de progestina, como la píldora anticonceptiva de progestina, el DIU (dispositivo intrauterino) hormonal y el implante subdérmico.

La píldora anticonceptiva de progestina

La píldora anticonceptiva de progestina es una alternativa para aquellas mujeres que no pueden tomar los anticonceptivos hormonales combinados debido a problemas de salud o intolerancia a la hormona estrógeno.

DIU hormonal

El DIU hormonal es un pequeño dispositivo que se coloca en el útero y puede durar hasta cinco años. Libera progestina de manera constante y su eficacia anticonceptiva es muy alta.

Implante subdérmico

El implante subdérmico es un pequeño dispositivo que se inserta debajo de la piel del brazo y libera progestina durante tres años. Este método anticonceptivo es muy eficaz y se utiliza aquellas mujeres que buscan un método de anticoncepción a largo plazo.

Ventajas de los anticonceptivos hormonales

Los anticonceptivos hormonales son uno de los métodos anticonceptivos más efectivos y utilizados en todo el mundo. Además, tienen numerosas ventajas, como:

- Regulan el ciclo menstrual.
- Disminuyen el dolor y la incomodidad durante el período menstrual.
- Reducen el riesgo de desarrollar ciertas enfermedades como el cáncer de ovario.

Desventajas y efectos secundarios

Sin embargo, también existen desventajas y efectos secundarios asociados al uso de anticonceptivos hormonales:

- Puede causar dolor de cabeza, náuseas, cambios en el estado de ánimo o cambios en el apetito.
- Aumenta el riesgo de desarrollar ciertas enfermedades como la trombosis venosa profunda o el cáncer de mama.
- No protegen contra las enfermedades de transmisión sexual.

En conclusión, existen diferentes tipos de anticonceptivos hormonales que pueden ayudar a prevenir un embarazo no deseado. Es importante consultar a un médico para elegir el método anticonceptivo más adecuado y para recibir una supervisión adecuada. Además, conocer las ventajas y desventajas de los diferentes tipos de anticonceptivos ayudará a elegir el método que mejor se adapte a las necesidades y características individuales de cada mujer.